Entradas

Mejorar la eficiencia energética de una comunidad de vecinos para impulsar el consumo sostenible

Eficiencia energética de una comunidad de vecinos

Los edificios son el primer contaminante del planeta. Se estima que su consumo de energía a nivel mundial alcanza el 40%. En el caso de España, el Instituto para el Ahorro y la Diversificación de la Energía (IDAE), señala que el parque de edificios ronda el 30% del consumo energético. Entre las diversas acciones que se podrían realizar para resolver esta situación, mejorar la eficiencia energética de una comunidad de vecinos es un primer paso.

La Unión Europea se ha marcado unos ambiciosos objetivos para poner fin a este “coladero energético”, que además produce el 36% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Por este motivo ha puesto en marcha un importante paquete de medidas, y de ayudas específicas con el objetivo de duplicar la tasa de edificios energéticamente eficientes durante los próximos años.

En su acción política por el clima, la mejora de la eficiencia energética de los edificios antiguos y de nueva construcción podría reducir hasta un 6% el consumo de energía en la UE. Dentro de todos ellos, los edificios de propietarios representan el mayor porcentaje de construcciones a tener en cuenta.

La importancia de un análisis profesional personalizado

El parque inmobiliario español tiene un largo camino por delante para cumplir con los requerimientos medioambientales, y de consumo energético, que se ha propuesto Bruselas. En ese camino es crucial un cambio de mentalidad que afortunadamente está calando en la sociedad.

Partiendo de las particularidades de cada comunidad de vecinos, y de los edificios en los que viven, hay que tener presente que la mejora en la eficiencia energética del edificio es una inversión de futuro.

Ante el consabido temor a posibles grandes derramas, o al aumento de cuotas vecinales por realizar reformas o rehabilitaciones, habría que contraponer la labor profesional del análisis de cada caso. Se conseguiría: optimizar el ahorro económico a corto y medio plazo, las ayudas existentes para realizar esas mejoras, o la posibilidad de realizar las acciones mínimas necesarias. En CACTUS nos enfrentamos a este tipo de situaciones a diario.

¿Cómo mejorar la eficiencia energética en mi comunidad de vecinos?

La nueva tendencia en la edificación de edificios de vivienda nueva sigue unos estándares más estrictos, y acorde con la normativa europea para acabar con la pobreza energética. Sin embargo, el mayor porcentaje de las viviendas de los países de la Unión Europea, entre ellos España, cuenta con un parque inmobiliario antiguo. Lo que supone todo un reto para su correcta adecuación.

Hay diversas formas de mejorar la eficiencia energética de una comunidad de propietarios. Entre las principales destacaremos algunas:

– La sustitución o mejora de los sistemas de iluminación adaptados para las zonas comunes. A pesar de que es una intervención relativamente fácil de acometer, es habitual pasar por alto el considerable ahorro energético y económico que puede suponer.

– Rehabilitación energética de las fachadas de los edificios. Frente a un posible gasto elevado puntual se puede descuidar que, gracias a esta medida, el consumo anual en calefacción o refrigeración de un bloque puede ser más elevado.

-Incorporación de sistemas de energías renovables. Bien para la mejora del sistema de agua caliente sanitaria, o para la generación de electricidad mediante instalaciones solares en la cubierta del propio edificio.

– Acometer la sustitución de las calderas de calefacción y agua caliente. Se cambian por sistemas más eficientes.

En CACTUS apostamos por una optimización del gasto energético y un mayor uso de las fuentes de energía renovable. Somos especialistas en el estudio y la ejecución de proyectos de eficiencia energética en instalaciones municipales, tanto en edificios como en alumbrado público. Nos avalan más de 30 proyectos en cartera ejecutados con éxito.