Optimización y eficiencia energética en centros educativos

optimización eficiencia energética centros educativos

La optimización y mejora de la eficiencia energética en los centros educativos están demostrando ser factores clave para la gestión, control y funcionamiento de los colegios. Los beneficios de la apuesta por la sostenibilidad energética van desde el ahorro energético y económico por la reducción del consumo de energía o una mejora estética de los edificios, a valores más intangibles como la creación de espacios de trabajo más cómodos, una mejora en la enseñanza y el uso responsable de la energía en favor del medioambiente.

Ahora más que nunca, comprobamos que las condiciones para la labor docente y el aprendizaje de los alumnos dependen mucho de la motivación y de las condiciones que debe reunir el aula. Sin ir más lejos, la actual alarma sanitaria ha dejado en evidencia la existencia de instalaciones obsoletas en cuestión de ventilación, climatización o iluminación. Una situación que puede mejorar considerablemente si se plantean avances en la innovación de las instalaciones educativas, los cuales redunden en la eficiencia energética.

Principales mejoras para un centro energéticamente eficiente

La demanda de climatización constituye uno de los mayores consumos energéticos de los centros educativos. Es por eso que un buen diseño y una instalación adecuada supone una gran diferencia entre unos centros y otros.

Además de las actuaciones en los sistemas de climatización, las principales actuaciones de mejora de eficiencia energética en este tipo edificios son: la renovación del sistema de iluminación, la mejora de las carpinterías y envolvente térmica del edifico (como la renovación de ventanas), la incorporación de toldos que aportan sombra en el exterior de las instalaciones y la incorporación de sistemas fotovoltaicos para la generación de electricidad, disminuyendo el consumo que se realiza desde la red eléctrica.

Un factor importante que no se puede obviar es la aparición de cambios de necesidades en los mismos centros educativos (más actividades escolares, ampliación de horarios, nuevos usos para el edificio…), o incluso el cambio de las temperaturas en muchas regiones.

Nuevos tiempos, nuevas necesidades energéticas

Cada vez, y debido al cambio climático, tenemos más meses cálidos que fríos. Esta situación incide especialmente en la zona sur de España. La experiencia nos ha ayudado a comprobar que las necesidades que nos encontramos en los centros educativos están centradas, principalmente, en la incorporación de sistemas de climatización, al no disponer de un sistema de refrigeración.

Tradicionalmente sólo se equipaban los centros educativos con equipos de calefacción que se instalaban para combatir el frío en los meses con temperaturas más bajas. Hoy en día, y desde hace varios años, a esas necesidades se ha sumado la falta de refrigeración para combatir las altas temperaturas. Una situación que incluso ha generado en ocasiones protestas por parte de los padres del alumnado.

Ayudas en eficiencia energética para los centros educativos

El esfuerzo por parte de las administraciones por conseguir mejorar una amplia red de centros educativos es el que ha posibilitado que una buena parte de los planes de subvenciones como el Plan Supera de la Diputación de Sevilla, vayan encaminados a la incorporación de climatización en los edificios.

En este sentido, CACTUS ha realizado múltiples actuaciones en centros educativos. Durante el pasado año, y gracias a este Plan, ejecutó actuaciones en 7 colegios de la provincia.

Las actuaciones iban encaminadas a la incorporación del sistema de climatización y ventilación, además de cambios en las carpinterías en algunos de ellos e incorporación de una planta fotovoltaica en otros.

En CACTUS gestionamos la optimización y la eficiencia energética de los centros educativos. Estamos especializados en el estudio y la ejecución de proyectos de eficiencia energética en colegios públicos y privados. Nos avalan más de 30 proyectos en cartera ejecutados con éxito. 

La eficiencia energética en instalaciones municipales: ¿qué debes saber?

alumbrado público instalaciones municipales

El horizonte de descarbonización marcado por la Comisión Europea para el 2050 debe estar muy presente en la toma de decisiones de las administraciones públicas. Mejorar el medio ambiente, promover el uso de las energías renovables y fomentar la eficiencia energética deben ser los puntos clave de cualquier gestión pública medio ambiental.

Dentro de la responsabilidad de las instituciones por la optimización del uso de la energía y por el establecimiento de un marco de sostenibilidad eficiente, juega un papel muy relevante la eficiencia energética en las dependencias municipales y en el alumbrado público.

Para alcanzar los hitos establecidos por Europa en esa fecha límite propuesta, es necesario incorporar en las estrategias municipales un plan de acción sobre eficiencia energética.

En él se deberán tener en cuenta aspectos clave como la evaluación energética de los inmuebles y el diagnóstico de su consumo, así como en las instalaciones de alumbrado público: su análisis, consumo y renovación.

 

La eficiencia y el consumo en inmuebles públicos

La eficiencia energética de dependencias e inmuebles municipales es un tema que preocupa a los consistorios en su meta por lograr un municipio climáticamente neutro teniendo en cuenta los requerimientos de Europa.

Con el fin de reducir el consumo energético de cualquier inmueble de carácter público se deberá valorar su eficiencia, su capacidad de ahorro y su gestión. ¿Es fácil coordinar y hacer el seguimiento del consumo y el gasto energético de inmuebles municipales?

Obviamente no, son múltiples factores los que se deben tener en cuenta para llevar a cabo un trabajo de análisis. Es necesario conocer el estado, el consumo y los costes de explotación. Se debe realizar un diagnóstico sobre el consumo energético entre los principales consumidores, equipos de climatización e iluminación, principalmente, junto con el resto de los equipos eléctricos. Además de estudiar el estado y las características de los aislamientos térmicos del edificio.

Todo ello quedará compendiado en un informe donde se desarrollará una serie de medidas para reducir el consumo energético.

Además, se deberá realizar un conjunto de propuestas para actuaciones futuras encaminadas a mejorar la eficiencia y el ahorro. Siempre teniendo en cuenta como objetivo primordial, el disminuir el impacto ambiental y las emisiones de CO2 de los inmuebles municipales.

Gracias a una auditoría energética se detectarán y desarrollarán acciones debidamente justificadas de cara a lograr una mayor racionalización del uso y del aprovechamiento energético de las instalaciones, maximizando el ahorro y aumentando la sostenibilidad del edificio.

 

El alumbrado público

La disminución de la contaminación atmosférica y la lucha contra el cambio climático, sin lugar a dudas, son objetivos primordiales en cualquier gestión municipal actual.

Por ello, la renovación del alumbrado público del municipio debe llevar parejo la inclusión de estándares de eficiencia energética y el uso de nuevas tecnologías para mejorar también su eficacia.

Para un diagnóstico correcto de las necesidades de un municipio, en relación al alumbrado público, es primordial desarrollar una auditoría energética.

En este informe se deberán tener en cuenta aspectos como el consumo energético, el sistema de iluminación (características, vida útil de la instalación y de las luminarias,…), la contaminación lumínica, y lógicamente, la evaluación y el diagnosis del consumo para una valoración experta de futuras propuestas.

 

En CACTUS apostamos por una optimización del gasto energético y un mayor uso de las fuentes de energía renovable. Somos especialistas en el estudio y la ejecución de proyectos de eficiencia energética en instalaciones municipales, tanto en edificios como en alumbrado público. Nos avalan más de 30 proyectos en cartera ejecutados con éxito. 

logo cactus footer