La lucha contra la pobreza energética, un horizonte común para los países de la Unión Europea

Pobreza energética

Los primeros meses de 2021 han dejado en evidencia la necesidad de no posponer la lucha contra la pobreza energética. A la crisis a diversos niveles provocada por la pandemia de la Covid-19, se han unido los efectos del temporal Filomena y las numerosas heladas. Una nueva señal de la importancia de mejorar la eficiencia energética de los edificios para prevenir futuras incidencias climatológicas.

Desde la Unión Europea se está haciendo un gran esfuerzo por concienciar a los países miembros sobre este tema. Una labor que está obteniendo sus frutos, ya que desde los propios miembros europeos se han realizado llamamientos para recordar que el esfuerzo por alcanzar un horizonte sin pobreza energética debe ser común.

Un ejemplo sería el debate mantenido por el Comité Europeo de las Regiones (CDR) y la Comisión Europea (CE) a finales de enero, y del que hablamos en una anterior publicación de CACTUS. Según los datos presentados por el CDR en enero, la pobreza energética afecta a unos 40 millones de ciudadanos en la Unión Europea.

Viviendas con un uso eficiente de la energía

La pobreza energética es un problema transversal, y por tanto hay que enfrentarlo desde diferentes ámbitos. Pero la eficiencia de los edificios es un factor relevante. El consumo energético de una vivienda es de hecho uno de los indicadores de medición clave.

Desde el 17 al 23 de febrero -Semana Europea contra la Pobreza Energética- se han realizado numerosas acciones formativas y de sensibilización. En un encuentro celebrado por la Agencia Andaluza de la Energía se dieron cita 40 expertos en la materia para poner en común estudios universitarios y de asociaciones científicas.

Una jornada en la que se analizó la relación directa entre la eficiencia energética de las viviendas, la salud y la pobreza energética. En una evaluación de la Universidad de Sevilla se valoró cómo mejoró la calidad de vida de familias antes y después de realizar acciones de rehabilitación energética en viviendas y comunidades de vecinos.

Estrategia nacional contra la pobreza energética

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) reseñó a finales de 2020 cierta mejora en los datos sobre la pobreza energética en España con respecto a años anteriores. Lo que no ha evitado que haya sido uno de los temas destacados durante las actividades organizadas por el Día Mundial de la Energía.

La Estrategia nacional contra la pobreza energética (ENPE) naciócon el objetivo de sentar unas bases que permitan realizar un diagnóstico comprensivo de la pobreza energética. De esta forma se puede medir su evolución y acometer medidas para su reducción. Con este fin se miden unos indicadores, como el gasto desproporcionado en las viviendas o la pobreza energética escondida. Pero también la temperatura inadecuada en invierno y el retraso en el pago de facturas de suministros.

En la última actualización de datos del MITECO se confirma una mejora con respecto a años anteriores, aunque siguen siendo especialmente importantes la pobreza energética escondida en hogares y el gasto desproporcionado.

En CACTUS apostamos por una optimización del gasto energético y un mayor uso de las fuentes de energía renovable. Somos especialistas en el estudio y la ejecución de proyectos de eficiencia energética en instalaciones municipales, tanto en edificios como en alumbrado público. Nos avalan más de 30 proyectos en cartera ejecutados con éxito. 

Algunas claves para mejorar la eficiencia energética de una comunidad de propietarios

Claves para mejorar la eficiencia energética de una comunidad de propietarios

El pasado 14 de febrero se celebró el Día Mundial de la Energía. Una fecha de tanta relevancia para todo el planeta que incluso se ha acabado proyectando en una Semana de la Energía en la práctica. Desde el pasado lunes (15 de febrero) se han organizado decenas de actividades, conferencias e iniciativas de concienciación por todo el planeta para mostrar su importancia para el medioambiente y la economía.

Entre los diferentes temas que se han tratado durante estas jornadas están: las energías renovables, la creación de nuevos proyectos sostenibles, la reducción del impacto medioambiental o incluso la creación de empleo verde. Hoy nos gustaría destacar uno de los temas que también ha despertado un especial interés, la necesidad de adaptar el consumo de energía de los edificios para mejorar su eficiencia energética.

Los edificios y su transformación hacia el futuro

La rehabilitación de los edificios obsoletos y la mejora de la eficiencia energética en las viviendas son unos de los retos más importantes a los que se enfrentan las ciudades y los pueblos. La regeneración urbana a través de los distintos programas de ayuda existentes es la propuesta más firme para impulsar ciudades más sostenibles. Muchos de ellos pueden ser de especial interés para mejorar la eficiencia energética de una comunidad de propietarios.

En CACTUS hemos destacado la importancia de conocer iniciativas como el Programa PREE en la rehabilitación de edificios. Como expertos en el estudio técnico y financiero de la viabilidad de los proyectos de nuestros clientes, somos conscientes de que la realización de un estudio de las necesidades energéticas permite minimizar costes, y rentabilizar la inversión a largo plazo.

Desde los bloques de vecinos a las zonas residenciales con una gestión comunitaria, la renovación de las instalaciones y su adaptación a las necesidades de sus propietarios requiere una implicación por parte de los vecinos para consensuar las prioridades.

Adaptar las viviendas por la Covid-19

En anteriores publicaciones de CACTUS ya se trataron algunos aspectos a tener en cuenta al mejorar la eficiencia energética de una comunidad de vecinos. Realizar un análisis profesional previo que rentabilice al máximo la rehabilitación; impulsar un consumo sostenible de energía en el edificio o adaptarse a las normativas europeas, son algunos de esos aspectos.

Sin embargo no hay que olvidar tampoco que la crisis sanitaria provocada por la Covid-19 se ha convertido en un nuevo condicionante a tener presente. Las recientes normativas que se han adoptado en edificios públicos, centros educativos, y en los negocios, se han tenido que implantar a gran velocidad. En el caso de muchas comunidades de propietarios también ha sido necesario adaptar sus instalaciones por motivos de seguridad.

Tras los primeros meses de confinamiento han sido muchos los propietarios que se han animado a realizar reformas en sus viviendas a nivel particular. Principalmente para adaptar los espacios de las casas al teletrabajo, a la crianza de los niños o a buscar espacios más abiertos frente a un mayor número de horas dentro del domicilio. Las comunidades de propietarios que lo han necesitado, también han realizado reformas para adaptarse a las nuevas circunstancias.

En CACTUS apostamos por una optimización del gasto energético y un mayor uso de las fuentes de energía renovable. Somos especialistas en el estudio y la ejecución de proyectos de eficiencia energética en instalaciones municipales, tanto en edificios como en alumbrado público. Nos avalan más de 30 proyectos en cartera ejecutados con éxito. 

La renovación de los edificios europeos, un impulso para el empleo y para evitar el cambio climático

La renovación de los edificios europeos un impulso para el empleo y para evitar el cambio climático ok

El pasado miércoles, día 27 de enero, se realizó una nueva llamada de atención sobre la importancia de acometer la renovación de los edificios europeos. En esta ocasión llegó por parte de la Comisión Europea (CE) y el Comité Europeo de las Regiones (CDR). Para conseguir este ambicioso objetivo -una de las grandes apuestas de la Unión Europea- queda todavía mucho por hacer.

Expertos, representantes de la UE y líderes de diferentes regiones, participaron en un debate sobre los retos y las oportunidades de financiación con los que cuentan las ciudades para conseguir acelerar la adaptación de sus edificios.

En ese sentido, los beneficios que acarrearía a los países miembros de la Unión Europea están también muy claros. Al acelerar la modernización de los edificios, los públicos y los privados, no solo se podrá “alcanzar la neutralidad climática” en el año 2050. También serviría para impulsar el empleo.

Transformar las dificultades en oportunidades

El Comité Europeo de las Regiones recordó que un 75% de los edificios europeos se consideran “ineficientes”, con respecto a su calificación energética. Además, su tasa de renovación anual no supera el uno por ciento. Ante estas cifras cabe esperar la necesidad de un ingente trabajo que necesitará de trabajadoras y trabajadores de un gran abanico de áreas.

La posibilidad de transformar las dificultades de este proyecto en oportunidades es por tanto un hecho. Este factor adquiere más relevancia tras la crisis provocada por la COVID-19. Los efectos de la pandemia han sido particularmente duros en materia de empleo, y en España ha provocado las peores cifras de desempleo desde 2012.

Frente a estos datos, la cifra de puestos de trabajos adicionales que se podrían crear para 2030 en el sector de la construcción podría ascender a los 160.000. Lo que sería un auténtico motor para la reparación de un parque inmobiliario envejecido.

La necesidad de mantener objetivos comunes

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, hizo referencia precisamente a la importancia de reparar el parque inmobiliario. Como presidente de la Comisión de Medioambiente, Cambio Climático y Energía del CDR (Comité Europeo de las Regiones) destacó que: “La ola de renovación es un pilar crucial del Pacto Verde Europeo”. Además sería una oportunidad para mejorar la eficiencia energética en edificios públicos, colegios, centros de salud y viviendas.

La Unión Europea ha puesto en marcha un ambicioso plan de acciones para superar los principales obstáculos en renovación de los edificios europeos. En CACTUS ya hemos hecho referencia algunas ayudas, como el programa PREE en la rehabilitación de edificios para su mejora energética.

Sin embargo es de especial importancia una de las indicaciones que hizo en su intervención Espadas. El alcalde sevillano recordó que aunque la financiación es indispensable, los países europeos tienen que “mantener unidos los objetivos climáticos y sociales”. Lo que aseguraría que ningún territorio se quede atrás en dicha renovación.

Con esta nueva puesta en común de experiencias, los diferentes miembros de la Unión Europea corroboran su compromiso por conseguir que avance el número de edificios ecológicos, sostenibles y energéticamente eficientes.

En CACTUS apostamos por una optimización del gasto energético y un mayor uso de las fuentes de energía renovable. Somos especialistas en el estudio y la ejecución de proyectos de eficiencia energética en instalaciones municipales, tanto en edificios como en alumbrado público. Nos avalan más de 30 proyectos en cartera ejecutados con éxito.