Andalucía apuesta por una estrategia energética más eficiente y neutra en carbono

Andalucía apuesta por una estrategia energética más eficiente y neutra en carbono

El pasado martes, 23 de marzo, Andalucía dio un nuevo paso a favor de una estrategia energética más eficiente y sostenible. El Consejo de Gobierno ha aprobado la formulación de la Estrategia Energética de Andalucía 2030. Una noticia de especial importancia y con la que el Gobierno andaluz anunció que quiere posicionar a Andalucía “como una de las principales regiones impulsoras de la transición gradual hacia una economía descarbonizada”.

De hecho uno de los principales objetivos de esta estrategia será el de alcanzar en esta comunidad autónoma un modelo energético neutro en carbono. Como se demanda tanto a nivel nacional como desde Europa. Hay que recordar que -dentro del Pacto Verde Europeo- la Comisión Europea incluso propuso aumentar sus objetivos. Querrían que la reducción de las emisiones de efecto invernadero sea al menos de un 55% para 2030.

Diversos medios de comunicación se hicieron eco de esta noticia, que sin duda ofrece nuevas oportunidades tanto en la creación de empleo, como en el campo económico, el industrial y medioambiental.

Un imán para atraer inversiones

El fuerte impacto económico que la pandemia de la Covid-19 ha provocado está obligando a la búsqueda de nuevas posibilidades. El tantas veces pospuesto cambio en la estrategia energética de los países europeos se ha visto de repente en una situación crítica. La creatividad, la sostenibilidad y la buena gestión de recursos son las herramientas que pueden corregir esta situación.

La Junta de Andalucía quiere impulsar proyectos que podrían movilizar inversiones de más de 17.000 millones de euros. Una reseñable inyección de recursos que se usarían para cumplir con los objetivos europeos. Proyectos que servirían para la generación de electricidad a través de energías renovables como la solar fotovoltaica, la eólica o la biomasa.

Otras ramificaciones de estas inversiones servirían para mejorar el consumo energético en la Administración pública, las empresas y la ciudadanía; para el uso de energías renovables, para impulsar la bioeconomía, para mejorar la eficiencia energética en transportes y ciudades o para formar profesionales especializados en estas materias. Sin olvidar la mejora de eficiencia energética en los edificios.

Rehabilitación energética de los edificios

La rehabilitación de los edificios para hacerlos energéticamente más eficientes también se incluye en la Estrategia Energética de Andalucía 2030. En CACTUS hemos hecho referencia a la ejecución de este tipo de proyectos y a su impacto beneficioso en la economía, el uso responsable de recursos y el clima.

La habitual falta de rehabilitación y revisión de las instalaciones en los edificios europeos tiene los días contados. El impulso que la Unión Europea que quiere dar al gasto de consumo energético de sus edificaciones es uno de los sectores en los que se realizarán inversiones importantes.

En los últimos meses hemos recibido numerosas consultas sobre cómo afrontar este tipo de proyectos y sobre las diferentes ayudas a las que se puede tener acceso. Como las ayudas a la financiación del Programa PREE, que tras la resolución de 3 de marzo de 2021 ampliará su presupuesto para la rehabilitación energética de edificios.

En CACTUS apostamos por una optimización del gasto energético y un mayor uso de las fuentes de energía renovable. Somos especialistas en el estudio y la ejecución de proyectos de eficiencia energética en instalaciones municipales, tanto en edificios como en alumbrado público. Nos avalan más de 30 proyectos en cartera ejecutados con éxito. 

Rehabilitación de edificios y eficiencia energética. Impulsar la renovación del parque inmobiliario

Rehabilitación edificios eficiencia energética

Como señala el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), un 0,3% de los edificios ha realizado mejoras en su eficiencia energética. Una cifra que está muy lejos de alcanzar el horizonte propuesto por la Unión Europea para cumplir con los objetivos de eficiencia marcados para 2050.

Conocedora de la necesidad imperiosa de poner fin a este coladero energético, las políticas europeas sobre eficiencia energética tienen en el objetivo la adaptación de los edificios. De la renovación y la rehabilitación de los edificios se obtendría: ahorro económico, en consumo de energía y en la protección del medioambiente.

Sin embargo es una cuestión compleja que se deberá abordar desde diferentes perspectivas. En el caso español hay que tener en cuenta que queda un largo trabajo por hacer. España se encuentra de momento a la cola europea en cuanto a rehabilitación energética de edificios se refiere.

¿Se pueden adaptar los edificios antiguos a las nuevas necesidades?

Los cálculos de la UE estiman que si se incrementa la eficiencia energética de sus edificios se podría reducir entre un 5% y un 6% del consumo de energía. Pero en estos cálculos habría que tener en cuenta la diferencias que existen entre los edificios de nueva construcción y los antiguos.

Los países europeos cuentan además con un parque inmobiliario envejecido. Es cierto que buena parte de dichas construcciones forman parte del atractivo arquitectónico y de diseño de sus ciudades. Pero con respecto a su consumo energético suponen un reto para conseguir que se ajusten a las nuevas normativas.

Esto no quiere decir que todos esos edificios deban ser necesariamente descartados. La creatividad, el estudio y análisis de soluciones y la investigación son factores claves para resolver buena parte de las posibles dificultades. En CACTUS dedicamos una especial atención a la búsqueda de las soluciones optimas para realizar la rehabilitación de un edificio en la mejora de eficiencia energética.

Algunas de las principales medidas que se podrían acometer son: mejorar el aislamiento térmico en las fachadas y las envolventes térmicas, instalación de acristalados dobles con cámara de aire o el uso de instalaciones de energía renovable.

Un estudio para preservar el valor histórico de los edificios

Un buen ejemplo sobre cómo se podrían afrontar las mejoras en eficiencia energética de los edificios antiguos es un reciente estudio la Universidad de Sevilla. Un equipo de investigación del Instituto Universitario de Arquitectura y Ciencias de la Construcción de la US investiga la modernización de edificios antiguos para hacerlos energéticamente eficientes.

A través del estudio de diferentes viviendas del centro histórico de Sevilla, se utilizarán los datos registrados para trazar estrategias. Lo que permitirá afrontar la rehabilitación energética en edificios protegidos por sus valores patrimoniales.

Este tipo de investigaciones son de especial valor para poder analizar un buen número de edificios de mayor complejidad a la hora de abordar un proyecto para su mejora de eficiencia energética. Países mediterráneos como Portugal, Italia, Grecia y España acumulan un gran número de edificaciones históricas que se tendrán que tener en cuenta.

En CACTUS apostamos por una optimización del gasto energético y un mayor uso de las fuentes de energía renovable. Somos especialistas en el estudio y la ejecución de proyectos de eficiencia energética en instalaciones municipales, tanto en edificios como en alumbrado público. Nos avalan más de 30 proyectos en cartera ejecutados con éxito.

La lucha contra la pobreza energética, un horizonte común para los países de la Unión Europea

Pobreza energética

Los primeros meses de 2021 han dejado en evidencia la necesidad de no posponer la lucha contra la pobreza energética. A la crisis a diversos niveles provocada por la pandemia de la Covid-19, se han unido los efectos del temporal Filomena y las numerosas heladas. Una nueva señal de la importancia de mejorar la eficiencia energética de los edificios para prevenir futuras incidencias climatológicas.

Desde la Unión Europea se está haciendo un gran esfuerzo por concienciar a los países miembros sobre este tema. Una labor que está obteniendo sus frutos, ya que desde los propios miembros europeos se han realizado llamamientos para recordar que el esfuerzo por alcanzar un horizonte sin pobreza energética debe ser común.

Un ejemplo sería el debate mantenido por el Comité Europeo de las Regiones (CDR) y la Comisión Europea (CE) a finales de enero, y del que hablamos en una anterior publicación de CACTUS. Según los datos presentados por el CDR en enero, la pobreza energética afecta a unos 40 millones de ciudadanos en la Unión Europea.

Viviendas con un uso eficiente de la energía

La pobreza energética es un problema transversal, y por tanto hay que enfrentarlo desde diferentes ámbitos. Pero la eficiencia de los edificios es un factor relevante. El consumo energético de una vivienda es de hecho uno de los indicadores de medición clave.

Desde el 17 al 23 de febrero -Semana Europea contra la Pobreza Energética- se han realizado numerosas acciones formativas y de sensibilización. En un encuentro celebrado por la Agencia Andaluza de la Energía se dieron cita 40 expertos en la materia para poner en común estudios universitarios y de asociaciones científicas.

Una jornada en la que se analizó la relación directa entre la eficiencia energética de las viviendas, la salud y la pobreza energética. En una evaluación de la Universidad de Sevilla se valoró cómo mejoró la calidad de vida de familias antes y después de realizar acciones de rehabilitación energética en viviendas y comunidades de vecinos.

Estrategia nacional contra la pobreza energética

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) reseñó a finales de 2020 cierta mejora en los datos sobre la pobreza energética en España con respecto a años anteriores. Lo que no ha evitado que haya sido uno de los temas destacados durante las actividades organizadas por el Día Mundial de la Energía.

La Estrategia nacional contra la pobreza energética (ENPE) naciócon el objetivo de sentar unas bases que permitan realizar un diagnóstico comprensivo de la pobreza energética. De esta forma se puede medir su evolución y acometer medidas para su reducción. Con este fin se miden unos indicadores, como el gasto desproporcionado en las viviendas o la pobreza energética escondida. Pero también la temperatura inadecuada en invierno y el retraso en el pago de facturas de suministros.

En la última actualización de datos del MITECO se confirma una mejora con respecto a años anteriores, aunque siguen siendo especialmente importantes la pobreza energética escondida en hogares y el gasto desproporcionado.

En CACTUS apostamos por una optimización del gasto energético y un mayor uso de las fuentes de energía renovable. Somos especialistas en el estudio y la ejecución de proyectos de eficiencia energética en instalaciones municipales, tanto en edificios como en alumbrado público. Nos avalan más de 30 proyectos en cartera ejecutados con éxito.