La eficiencia energética en instalaciones municipales: ¿qué debes saber?

alumbrado público instalaciones municipales

El horizonte de descarbonización marcado por la Comisión Europea para el 2050 debe estar muy presente en la toma de decisiones de las administraciones públicas. Mejorar el medio ambiente, promover el uso de las energías renovables y fomentar la eficiencia energética deben ser los puntos clave de cualquier gestión pública medio ambiental.

Dentro de la responsabilidad de las instituciones por la optimización del uso de la energía y por el establecimiento de un marco de sostenibilidad eficiente, juega un papel muy relevante la eficiencia energética en las dependencias municipales y en el alumbrado público.

Para alcanzar los hitos establecidos por Europa en esa fecha límite propuesta, es necesario incorporar en las estrategias municipales un plan de acción sobre eficiencia energética.

En él se deberán tener en cuenta aspectos clave como la evaluación energética de los inmuebles y el diagnóstico de su consumo, así como en las instalaciones de alumbrado público: su análisis, consumo y renovación.

 

La eficiencia y el consumo en inmuebles públicos

La eficiencia energética de dependencias e inmuebles municipales es un tema que preocupa a los consistorios en su meta por lograr un municipio climáticamente neutro teniendo en cuenta los requerimientos de Europa.

Con el fin de reducir el consumo energético de cualquier inmueble de carácter público se deberá valorar su eficiencia, su capacidad de ahorro y su gestión. ¿Es fácil coordinar y hacer el seguimiento del consumo y el gasto energético de inmuebles municipales?

Obviamente no, son múltiples factores los que se deben tener en cuenta para llevar a cabo un trabajo de análisis. Es necesario conocer el estado, el consumo y los costes de explotación. Se debe realizar un diagnóstico sobre el consumo energético entre los principales consumidores, equipos de climatización e iluminación, principalmente, junto con el resto de los equipos eléctricos. Además de estudiar el estado y las características de los aislamientos térmicos del edificio.

Todo ello quedará compendiado en un informe donde se desarrollará una serie de medidas para reducir el consumo energético.

Además, se deberá realizar un conjunto de propuestas para actuaciones futuras encaminadas a mejorar la eficiencia y el ahorro. Siempre teniendo en cuenta como objetivo primordial, el disminuir el impacto ambiental y las emisiones de CO2 de los inmuebles municipales.

Gracias a una auditoría energética se detectarán y desarrollarán acciones debidamente justificadas de cara a lograr una mayor racionalización del uso y del aprovechamiento energético de las instalaciones, maximizando el ahorro y aumentando la sostenibilidad del edificio.

 

El alumbrado público

La disminución de la contaminación atmosférica y la lucha contra el cambio climático, sin lugar a dudas, son objetivos primordiales en cualquier gestión municipal actual.

Por ello, la renovación del alumbrado público del municipio debe llevar parejo la inclusión de estándares de eficiencia energética y el uso de nuevas tecnologías para mejorar también su eficacia.

Para un diagnóstico correcto de las necesidades de un municipio, en relación al alumbrado público, es primordial desarrollar una auditoría energética.

En este informe se deberán tener en cuenta aspectos como el consumo energético, el sistema de iluminación (características, vida útil de la instalación y de las luminarias,…), la contaminación lumínica, y lógicamente, la evaluación y el diagnosis del consumo para una valoración experta de futuras propuestas.

 

En CACTUS apostamos por una optimización del gasto energético y un mayor uso de las fuentes de energía renovable. Somos especialistas en el estudio y la ejecución de proyectos de eficiencia energética en instalaciones municipales, tanto en edificios como en alumbrado público. Nos avalan más de 30 proyectos en cartera ejecutados con éxito. 

logo cactus footer